caidosdelpalto: 2014

jueves, 18 de diciembre de 2014

El poder curativo del lapacho

Propiedades de la corteza interna

El lapacho es un árbol nativo del meridional de América Latina. En Argentina, Paraguay, Perú, Brasil y Bolivia crece en forma natural y sus ejemplares pueden llegar a medir cuarenta y cinco metros de alto con troncos de cerca de dos metros de espesor y grandes flores de color púrpura.

Los guaraníes y otros grupos indígenas de la área utilizaban su tabla para hacer avíos y elementos heterogéneo. De hecho, en Brasil al árbol se lo llama Pau D'Arco, o sea, palo de arbotante, porque con su astilla fabricaban flechas. Igualmente, los indios lo tomaban en brebaje para tratar distintas enfermedades tanto malaria, insuficiencia, diarrea, problemas respiratorios, resfriados, carraspeo, influenza, décimas, artritis y lumbago.

En la coyuntura, la astilla del lapacho además es excesivo valorada por su gran calidad pero, en las últimas décadas el mayor interés que despierta esta especie planta está en sus virtudes tal planta medicinal.

"El lapacho es un adaptógeno certificado, inclusive es un eficaz antioxidante. Asimismo tiene acción antibacteriana, antiviral, antiinflamatoria, antifunguicida y laxante", afirma Hugo Golberg, Vicepresidente de la Asociación Argentina de Fitomedicina.

En Alemania, Italia, Francia y Brasil - adonde grupos científicos siguen estudiando sus propiedades - el interés maestro está centrado en dos temas: el sarcoma y el Sida. Sobre esto, Golberg explica que "hay muchos trabajos de exploración científica hechos sobre la actividad anticancerígena del lapacho; y la actividad contra el Hiv".

El poder de los principios activos de la planta, se encuentra en la corteza interna y se comercializa en diferentes formatos. Igualmente se vende para preparar infusiones y consumirlo en forma de infusión y se incluye en el preparado de cremas antiarrugas. Las bondades del lapacho se conocen y aprovechan en todo el mundo, y los principales países consumidores son Francia, Alemania, Inglaterra y Estados Unidos.

Adaptógeno americano
Para la fitomedicina, el lapacho es un árbol de modelo adpatógeno, es decir, adapta el organismo a situaciones externas y en derivación aumenta el rendimiento físico, estudioso y la reacción del estructura inmunológico.

El adaptógeno más conocido es el ginseng. Demás ejemplo territorial es la planta de cocaína. Mediante el coqueo (masticar hojas de la planta) la gente que vive en zonas de gran altura obtiene la energía para continuar en condiciones climáticas bastante adversas.

Gracias a su principio diligente, el lapacho es un "adaptógeno fidedigno y se usa en cuestión de baja dispensa, debilidad, falta de energía y desequilibrios psicofísico en general", dice Golberg.

El principio atareado de una planta medicinal, aun llamado fitocomplejo, resulta del conjunto de propiedades tomadas en su integridad. Y justamente esta calidad de adaptógeno es lo que asimismo cataloga al lapacho a modo un buen tónico y estimulante.

El lapacho asimismo inhibe la formación de radicales libres. Analizado más específicamente, las investigaciones informan que "actúa tanto antioxidante por la coenzima Q10 y los flavonoides que contiene", aclara Golberg. Y es justamente muchas gracias a esta coenzima que se lo incluye en las cremas cosméticas para combatir las arrugas del tez.

En cambio, las propiedades anticancerígenas del árbol se deben a su principio afanoso llamado lapachol. En los años 60, comenzaron las primeras investigaciones y se sigue estudiando los efectos del lapachol puro sobre tumores hoy que en animales demostraron una habilidad de encoger los tumores, reducir el congoja causado por ellos, e inclusive remisiones completas.

Golberg asimismo explica que "se están haciendo investigaciones afinidad de su actividad contra el bacilo del Sida (HIV)". Y aclara que tanto sobre tumores a modo sobre el microbio del Sida, los estudios "están mucho avanzados pero aun no hay resultados concluyentes".

Contra bacterias e inflamaciones
La fitografía especifica que el lapacho pertenece a la casta de las Bignonáceas y es del género de la Tabebuia y tiene muchas variedades. Las especies que utiliza la fitomedicina son la heptaphylla, la impetiginosa y la avellanedae, actualmente que el resto no tienen suficiente cantidad de principios activos.

Para uso medicinal, se utiliza la parte interna de la corteza del lapacho. Y se comercializa en forma de pastillas, medicina, gotas o tinturas. Igualmente se vende la corteza para fabricar infusiones. Para que el infusión sea cicatrizante se obligación hervir treinta grs. mientras diez minutos, dejar echarse, colar y tomar terceto o cuatro veces al jornada.

Sin confiscación, Golberg advierte que "el compendio permite tener una especulación de principios activos mientras que el infusión no se puede especular. En el compendio, el lapachol y la lapachona que son los principios activos más importantes, están valorizados, estandarizados y cuantificados y permiten conseguir el efecto buscado mientras el tratamiento".

Las principales y comprobadas virtudes del lapacho están en su acción tanto calmante, antioxidante, antiviral, antiinflamatoria, antibacteriana, antifunguicida y emoliente.

Por eso, se lo prescribe en los tratamientos de destemplanza, infecciones, resfríos, gripes, problemas respiratorios, úlceras de la piel, alergias, soriasis, gálico, problemas gastrointestinales, artritis, reuma y trastornos de circulación.

Además, "también tiene una leve acción antidiabética; y tiene buenos resultados en el tratamiento de anemias porque facilita la formación de glóbulos rojos", agrega Golberg.

En general, el lapacho es bien tolerado aun se recomienda tomarlo bajo prescripción médica, en la parte y períodos de ciclo adecuados. Por otra parte, en forma de manzanilla deuda consumirse en períodos breves.

Sin confiscación, está prohibido mientras el embarazo para evitar el trance del aborto y en pacientes que están tomando medicación anticoagulante porque los principios activos del lapacho tienen una actividad semejante a la vitamina K, que es un anticoagulante.